Gastronomía Menorquina

La gastronomía de la isla de Menorca se caracteriza por su sencillez y por el valor nutritivo de sus platos.

La base de la cocina Menorquina son las verduras frescas, seguidas de la carne y el pescado o marisco. Otro ingrediente básico en la gastronomía isleña es el aceite de oliva, si bien no se produce en la isla, es un aporte fundamental en la dieta.

El descubrimiento y colonización de América, enriqueció indirectamente la dieta menorquina, así productos como el tomate, pimientos y berenjena (entre otros), son acompañantes obligados de los platos típicos de antaño.

Como ocurre con el resto de las islas del archipiélago balear, la historia y mestizaje se entremezclan con la gastronomía (ver sección de historia). Así la isla de Menorca cuenta entre sus herencias con: plum-cakes (pasteles de fruta), salsa grevi (caldo de buey muy concentrado), ponche y la famosa mayonesa (salsa sobre la que se debate si fue originariamente concebida en la isla, en la ciudad de Mahón, o en otros lugares que reclaman su denominación).

Otros platos típicos Menorquines son: el frit de cordero, arròs de terra, calamars farcits, peix torrat, pan de pagès con aceite y tomate, ensaïmades, formetjades, robiols, sobresada, tornos d'ametlles, corquinyols y helados. No obstante, la salsa mayonesa junto con el queso menorquín y el gin, son los tres productos gastronómicos y artesanos más apreciados de la isla.